Algo a tener en cuenta en una tienda online.

comercio en tienda online

La Tienda Online desde mi punto de vista.

En esta entrada me gustaría comentar un apartado que la gente no tiene en cuenta a la hora de montar una tienda online. Por supuesto hay quien lo tiene muy claro y sabe lo que ello conlleva pero, sin embargo, hay personas que desconocen que cuando hablamos de una tienda online no es lo mismo que cuando hablamos de una tienda física. En la tienda física esta persona debe ocuparse de abrir la tienda, atender a los clientes, realizar las ventas, arquear la caja al finalizar la jornada laboral y un sinfín de tareas más antes de poder cerrar y marcharse a su casa. ¿Qué pasa cuando además debe atender su tienda online? Aquí es cuando les explico algunos puntos que deberían tener en cuenta antes de decidirse por una tienda online.

¿Qué debo tener en cuenta?

La tienda online tiene la ventaja de estar trabajando las 24h. del día los 365 días del año. Además pueden acceder clientes desde cualquier parte del mundo. También, y gracias a la analítica web, puedes hacer un mejor seguimiento de tus clientes. Pero a parte de estas ventajas, y algunas más, lo que yo quiero que mis clientes sepan antes de tomar una decisión (y que luego no se vean desbordados) es el trabajo que lleva por detrás gestionar una tienda online.

Hay que tener en cuenta que debemos estar pendientes de:

  • Los pedidos que llegan a la web.
  • Preparar el pedido y empaquetarlo para su envío.
  • Hablar con la agencia de transportes de paquetería.
  • Gestionar el stock disponible.
  • Encargarse de los cobros de los pedidos.
  • Tramitar las garantías y devoluciones.
  • Gestionar tus redes sociales (sobre todo para eliminar la distancia y así generar confianza consiguiendo una relación más cercana y amigable).

En conclusión.

Después de hablar sobre estos puntos y algunos más,  el cliente ya sabe el trabajo que tendrá que asumir si quiere gestionar correctamente su tienda online.

Las posibles soluciones que yo le propongo, si no puede abarcar todas estas tareas por falta de tiempo o por cualquier otro motivo, pasan por delegar en terceras personas. Por ejemplo, puede contratar a alguien que le gestione algunas de las tareas que conlleva una tienda online, como puede ser el apartado de las redes sociales. E incluso puede dejar la gestión completa de la tienda en manos de otras personas. Una de las soluciones que a veces funciona muy bien como alternativa, es crear un catálogo online de los productos. Añadimos un contacto donde los clientes puedan realizar los pedidos y consultar cualquier duda que tengan.

Finalmente espero que este artículo pueda ser de utilidad para aquellas personas que piensen montar una tienda online. Un saludo y hasta el próximo artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies